Con el apoyo del  Consejo de Administración del Fondo Especial de los Recursos Provenientes de la Privatización de ANTEL (FANTEL), el Ministerio de Economía (MINEC), a través de la Comisión Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (CONAMYPE),  hizo entrega de un reconocimiento a los  ganadores del concurso Premio Artesanías de El Salvador, en su tercera edición, que este año tuvo como tema “Instrumentos Musicales”.

El certamen es convocado  cada año por el Ministerio de Economía (MINEC) y el Consejo de Administración del Fondo Especial de los Recursos Provenientes de la Privatización de ANTEL (FANTEL), a través de CONAMYPE, y tiene como objetivo estimular el desarrollo del sector artesanal del país y la dignificación de este.

El evento estuvo presidido por la Viceministra de Comercio e Industria, Merlin Barrera; la Directora Ejecutiva de CONAMYPE, Ileana Rogel; el coordinador de FANTEL, Jorge Arteaga.

Según informó Jorge Arteaga, FANTEL, destina  el 1.5 por ciento de los fondos generados por rentabilidad al desarrollo artesanal.  Y el objetivo que se persigue es contribuir a mejorar las condiciones de vida de los artesanos y artesanas salvadoreñas y, al mismo tiempo, conservar y potenciar el arraigo cultural, específicamente salvadoreño en las distintas zonas del país.

Los ganadores del concurso fueron: el primer lugar, con un premio de $2,500.00: Tambor de Ilobasco, propuesta presentada por Erick Orellana Valladares, el segundo lugar, con $1,500.00, con el instrumento Toto Kuik, que presentó el artesano Roberto Wilfredo Pérez y, el tercer lugar, con el premio de $1.000.00, Chinchines de lluvia, presentado por el colectivo Petates, conformado por Idalia y Cristian Escamilla.

También se hizo una mención especial al artesano Juan Alberto Hernández Guerra, quien presentó el Umehuehuet, que significa dos tambores, por su creatividad y calidad de trabajo.

Mediante el evento, se estimula la creatividad, la innovación y se hace un rescate de las expresiones culturales identitatias con lo que se generan sinergias que permiten que las y los participantes encuentren mayores opciones para comercializar en el mercado.

Instrumentos musicales para conocer raíces

Con la edición de este año, se logró que quienes participaron en el concurso investigaran sobre las raíces culturales y la riqueza en cuanto a la producción de instrumentos musicales y cómo este bagaje cultural influye en la producción de obras artesanales contemporáneas lo que se reflejó en las 39 propuestas participantes.

Asimismo, es una manera de estimular y preservar las materias primas, las técnicas de producción y rescatar los oficios para la elaboración de este tipo de artesanías. Con este concurso se promoverán y difundirán las diversas opciones artesanales para su comercialización en el interior y el exterior del país.

Con el certamen se  consideró la generación de  nuevas alternativas de productos artesanales;  la creación de una plataforma de intercambio de saberes, herramientas y destrezas que fortalezca y dinamice al sector artesanal, así como la difusión y reconocimiento de los avances logrados en los últimos años.

 Las personas participantes presentaron una variedad de propuestas que fue evaluada por el jurado calificador, compuesto por expertos en el área musical, como de artesanías, entre ellos: Pedro Portillo; Mauricio López Guillén y Dhina Camacho.

 El sector artesanal cumple una importante  labor en la promoción de la cultura nacional, dijo la directora Ileana Rogel.  En la actualidad, son alrededor de  60 mil talleres artesanales en los que laboran un aproximado de 287 mil productores artesanales, lo que equivale al 5% de la población salvadoreña.

 En la primera edición del concurso, el tema fue  de Juguetes Artesanales, de los que se recibieron 47 prototipos. El año pasado, fueron propuestas de Productos Artesanales Utilitarios y se presentaron 61.