El secretario técnico y de planificación de la Presidencia, Roberto Lorenzana, participó en el acto oficial de inicio de la obra denominada Restauración y adecuación del Instituto Nacional Jorge Eliseo  Azucena Ortega, ubicado en Chalchuapa.

La inversión designada a esta obra supera los 645 mil dólares,  que serán financiados por el Fondo especial de los recursos provenientes de la privatización de ANTEL (FANTEL), y será ejecutada por el Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local de El Salvador (FISDL), en el marco del convenio suscrito entre ambas instituciones.

Durante su intervención el secretario técnico subrayó que  la restauración y adecuación del Instituto  permitirá ampliar la matrícula para más de 200 nuevos alumnos.  Las mejoras incluirán cambios del sistema eléctrico, recuperación de aulas, servicios sanitarios, salón de usos múltiples, cambios de puertas y  pintura, entre otras obras de reconstrucción.

Así mismo, agregó que el sistema eléctrico permitirá el acceso a internet para que se pueda  implementar en el Instituto el programa “Una Niña, Un Niño, Una Computadora”, que busca garantizar que cada estudiante tenga acceso a una computadora en su centro educativo y que los docentes puedan tener una herramienta de vital importancia para la enseñanza.

Finalmente, exhortó a los jóvenes  a   no usar la tecnología  solo como consumo,  sino como acceso al conocimiento, a la ciencia, la salud y la producción. “De los que se trata es de preparar a las nuevas generaciones para que hayan mejores condiciones y puedan desarrollarse como gente plena que tenga la capacidad de tener un papel importante en la sociedad.”, concluyó.

El financiamiento de los Fondos FANTEL se enmarca en el área de Desarrollo Comunal  y Prevención de Violencia para obras de  infraestructura básica de tipo social y productivo, con el fin de impactar positivamente en el mejoramiento de la calidad de vida de la población en las comunidades con mayores carencias sociales y económicas.

De esta forma el Gobierno de El Salvador continúa apoyando el desarrollo económico y social de los municipios del país, brindando oportunidades a la población que vive en condiciones de pobreza y vulnerabilidad para caminar juntos hacia un Buen Vivir.